lunes, 27 de marzo de 2017


“Madame Elisabeth hizo mucho esfuerzo en ayudar  a la reina en la educación del joven príncipe y Madame Royal, porque a pesar de la falta de ayudas necesarias, su educación no fue descuidada… ni un momento se perdió. Incluso los juegos se convirtieron en buenas lecciones. Era imposible no sentirse conmovido por la visión del joven príncipe de ocho años sobre su pequeña mesa, leyendo la historia de Francia con la mayor atención, y luego repitiendo lo que había leído y escuchando con avidez las observaciones de su madre y su tía”.

-el relato de Jacques Francois Lepitre, de la familia real en el temple.

No hay comentarios:

Publicar un comentario