domingo, 12 de junio de 2016

LA LOCA MODA DEL POUF!

“esta noche hay un baile en la opera. Los espectadores están listos esperando la llegada de la gente guapa. Las miradas están fijas en cada detalle de las ricas vestiduras, cuando de repente surgió un grito: “la reina!”, María Antonieta soberana y majestuosa. Su pelo, una increíble monumental pirámide “erizo” eclipso su vestido. Esta obra de arte puro es firmado Leonard.


Y de repente, es la gloria. Antier Sir. Leonard, para las mujeres se convierte en el peluquero de moda. Todas compiten, pero por supuesto, primero la reina de Francia y navarra. Pero el experto sabe cómo mantener la cabeza clara. Aprovecho la oportunidad para elevar los precios, pasando a las increíbles veinticuatro libras por sesión. Pero por lo demás, una cosa por encima de todos los interesados: crear, innovar, impresionar.

Con el pelo, el material blando que inspira y mueve, quiere pasar a la historia. Por el momento el frenesí de la vida creativa. Se necesita un juego de azar: adaptar sus ideas a los hechos de acuerdo a los tiempos y el estado de ánimo. Sus peinados son a veces “política” y a veces “anecdótica”. Después del famoso “erizo”, donde se enrolla el cabello ondulado y rizado en la punta, siguió el “que-sa-co”, “el sentido otomano”, “el cuerno de la abundancia”.

Del 4 de julio de 1776, la declaración de independencia de la joven estadounidense provoca una lluvia de “philadelphia” y “Boston”. Pero la moda tiene precio, la reina siempre quiere ser la más notable, la más obvia. Las pirámides se están convirtiendo cada vez más complejas, cada vez más altas, con un crecimiento vertiginoso. Están decoradas con frutas, flores y plumas. Leonard y sus ayudantes deben mantener el pelo en las barras de metal para evitar su caída. Estos excesos representan un cierto malestar en la vida cotidiana. Las damas a veces se ven obligadas a viajar de rodillas en sus coches para contener el pelo. En el teatro, el metro de altura de mechones se convierte en la pesadilla de los espectadores, pero a quien le importa, moda del momento, la clave está en el exceso, una tendencia persistente. Y los nombres de sus verdaderas obras de arte son tan lindos, “butterfly”, “fragata”, “siniestros graves”, “noble sencillez”, “amistad”, “novia” y “caprichosa”. Un día Leonard lanza “minerva”, otro día un jardín ingles con césped, colinas arroyos. Pretendía recrear el mundo entero. En realidad, se puede poner cualquier cosa en la cabeza, siempre y cuando el cuello.


Desde 1778, cuando comenzó el año de trianon de María Antonieta, el propio Leonard invento el peinado que evoca la sed de vida en el campo como “pastora” o “flor”. En junio de 1780, la reina comienza a perder pelo, el arte se renueva y Leonard lanza “el niño”. Las mujeres de la corte ansiosas por ajustarse a los gustos de sus soberanos, adoptaron este estilo sencillo de pelo corto y rizado".

- los modales intimos del pasado
  Agustin Cabanes, 1933.

No hay comentarios:

Publicar un comentario