domingo, 20 de marzo de 2011

PERSONALIDAD DE LUIS XVI


luis XVI Al momento de asumir el trono no ostentaba una fuerte personalidad, ni la preparación mínima requerida para una Francia convulsionada. No se formo a tiempo para tomar el papel de rey, en especial en el tema de las relaciones internaciones y de los asuntos internos. Tal es así que él mismo al momento de escuchar el grave estado de Luis V, manifestó a una persona de confianza que:

•no estoy preparado para ser rey, no sé si quiero serlo. No sé nada del arte de gobernar, ni siquiera se la forma en que debo hablarle a los ministros.


Luis era de naturaleza abstraída en que trataba de no vislumbrar sus ideas, inteligente, honrado y meticuloso, esencialmente tímido con un carácter pacífico. Gustaba de la disciplina y la cacería, era muy creyente, trabajador y responsable en extremo y llevaba una rutina de vida invariable. Incapaz de enfrentarse abiertamente a sus ministros o de discrepar cara a cara con algún contrario de opinión, prefería hacer uso de la sutil caballerosidad para darse a entender cuando algo le desagradaba. Si bien se puede cuestionar su personalidad como dirigente de una nación, como padre era un modelo de excepción para sus hijos y un entregado esposo para la reina maría Antonieta.

1 comentario:

  1. El hombre-,porque hay que separar al rey y al hombre-,tenía algo de Michael Jackson. Tímido,pero no tonto.

    ResponderEliminar