domingo, 23 de junio de 2013

UN REGALO PARA LA REINA!


Luis XVI dio una pluma con incrustaciones de diamantes para María Antonieta, alentándola a dejar de usar las plumas de avestruz en el pelo, pues era la nueva moda impuesta por el peluquero  Leonard. Además de significar un gasto aun más costoso que los ornamentos del pouf.

El rey le dio este pequeño presente diciéndole: “le ruego que se limite de este adorno, pues sus encantos no tienen necesidad. Este pequeño presente, en todo caso no ha aumentado mi gasto, ya que está compuesta de diamantes que poseía cuando era Delfín”