domingo, 17 de abril de 2011

"LIBRE DE LA MODA"


Como toda moda, esta paso cuando a nuestra estimada musa, María Antonieta tuvo a su segundo hijo. Ella pasó menos tiempo en la vida nocturna de Paris y más con sus hijos y la familia. La reina se da cuenta que es incomodo jugar con sus hijos vestida así, con traje de corte. Decide cambiar su guardarropa ya no más pouf, no grandes miriñaques. Abandono las prendas de vestir más frívolas que habían favorecido su juventud por la ropa mas digna. Aparece el polizón y el vestido tiene una influencia más natural, el miriñaque es pequeño y después de un tiempo desaparece, se usan telas más delgadas y enaguas.


Mas tarde imágenes la muestran con vestidos de gasa sin adornos y sombreros tipo capo, siendo criticada por la sencillez impropia de una reina. En 1783 María luisa visee-lebrun retrata a María Antonieta luciendo la famosa “robe chemise” diseñada por rose bertin, lo cual fue tan escandaloso para su época que se tuvo que pintar un segundo retrato de la reina con un adecuado vestido de corte.

En una carta a su hermana escrita por María Antonieta dice:
“la gente piensa que es muy fácil jugar a ser reina, están equivocados. Las limitaciones son infinitas, parece que ser natural es un delito”

No hay comentarios:

Publicar un comentario