domingo, 6 de diciembre de 2009

MUERTE DE LA PRINCESA DE LAMBALLE

El 2 y 3 de septiembre de 1792 la muchedumbre asaltó las prisiones y la princesa fue una de las víctimas de las llamadas matanzas de septiembre. Sus verdugos se encarnizaron con su cuerpo y con la imagen que representaba. La princesa fue decapitada y su cuerpo fue sometido a las vejaciones más bajas que se puedan imaginar, incluso canibalismo; muchos mojaron el pan en la sangre de la princesa antes de comérselo, otros utilizaron su piel, otros descuartizaron el cadáver que fue primero arrastrado hasta le Palais Royal, residencia de la dama de Orleans. Su cabeza fue peinada y maquillada antes de ponerla en la punta de una pica que, a continuación, pasearon ante las ventanas de la prisión tras las que se encontraba María Antonieta. La Reina no llegó a verlo pero, sorprendida por el vocerío, preguntó a su carcelero qué estaba acurriendo, a lo que éste respondió: "es la cabeza de Mme. Lamballe que han querido venir a mostraros". María Antonieta, al conocer esta noticia, se desplomó.
video

No hay comentarios:

Publicar un comentario